Fernando de Estévez y Guzmán

Un personaje que tiene cambios drásticos en su personalidad es ni mas ni menos que Fernando de Estévez… quién mejor que el maravilloso Diego Luna para darle vida.

“Al Capitán Diego le había ayudado que Fernando fuera un muchacho instruido, se sintió aliviado de que no fuera debilucho, éste trataba de incluirse con los demás y muy pocas veces decía sus apellidos porque cuando lo hacía, los más viejos lo ensalzaban recordando el grado de honor que tenía su padre.”

Los Conquistadores No Iban Solos. Pag. 128.”

Los oficiales que registraron el arribo de Fernando, pensaron que era hidalgo, pero cuando supieron que era portugués, lo juzgaron duramente por no entender mucho su propio idioma y es que había perdido la costumbre de hablarlo, salió de Oporto de la mano de su madre, la ciudad natal de su padre a los seis años. Como sea, no dijo nada, les dio la razón, su acento era pésimo, era totalmente castellano, su tío lo recibió con los brazos abiertos, estaba muy contento de tenerlo con él, lo llenó de besos, le dio la vuelta explicando a su esposa lo mucho que había cambiado y el gran parecido que tenía a su primo Andrés. Él le hizo una reverencia abriendo su capa.

— Es bien parecido y educado además — dijo complacida — Bienvenido a nuestra casa Don Fernando, estamos contentos de recibirlo —

— Estoy agradecido Señora, espero no causarle molestias —

— ¡Tonterías! — exclamó su tío — Quédate todo el tiempo que desees —

Los Conquistadores No Iban Solos: Entre la vida y la muerte”. Pag. 157.

 

— ¿Cree Usted en lo que cuentan? — Preguntó Fernando refiriéndose a que el lugar adonde iban estaba encantado.

— He visto cosas Don Fernando, que mi mente no alcanza a explicar, pero más que yo, importa más lo que piensen ellos — Dijo señalando a los soldados — El miedo es infeccioso y muchos sí creen en eso, ya escuchó a Don Pedro, los hombres se vuelven locos, pero ahora vaya a dormir, si mañana amanece con buen tiempo, trataremos de avanzar más rápido para recuperar el tiempo perdido — Eso hizo Fernando, durmió con el puñal muy cerca de él junto a José Cuachalolotl.

“Los Conquistadores No Iban Solos: Revancha y Delirios”. Pag. 315.”

One response to “Fernando de Estévez y Guzmán

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s