Mujeres en la conquista y colonización de América

En el siglo XVI, de los 45,321 viajeros a América registrados en archivos; 10,118 eran mujeres.

Treinta mujeres acompañaron a Colón en su tercer viaje, más de 300 llegaron a Santo Domingo en el primer cuarto del siglo XVI y la población femenina constituyó casi una tercera parte de los pasajeros embarcados con destino a América entre 1560 y 1579.

¿DÓNDE ESTABAN ELLAS? ¿Quiénes y cuántas eran? ¿De dónde eran y adónde llegaron? La emigración clandestina —relativamente fácil y frecuente— tuvo especial incidencia entre las mujeres y sus datos son difíciles de indagar. De los 45.327 emigrantes de procedencia conocida 10.118 son mujeres. El 50% de ellas eran andaluzas, el 33% castellanas y el 16% extremeñas.  (FUENTE: Museo Naval de la Armada Española)

El Museo Naval de la Armada Española está integrado en la red de Museos Nacionales desde 2009, posee una de las colecciones navales más ricas del mundo. Sus 10.500 fondos muestran la evolución de la Marina desde los Reyes Católicos hasta la actualidad, un legado cultural que recuerda el protagonismo que han tenido el mar y la navegación en la historia de España y su condición de primera potencia naval durante los siglos XVI y XVII. Al valor de su colección, el Museo Naval añade el poder evocador de sus salas, contagiadas del espíritu romántico de los museos del siglo XIX.


 

El almirante Lorenzo Martínez tenía otra ocupación además de llevarse a Isabel. El Capellán Don Bernal de Ortiz había mandado desde Santiago de Cuba, con suma preocupación, el pedimento a Su Majestad para que enviara lo más pronto posible mujeres jóvenes casaderas de casta española y de cristiandad comprobada al Nuevo Mundo. Lorenzo debía cumplir con enviarle al menos a veinte doncellas y ya que conocía muy bien Tenerife, su comisión era reunirse con el Cura de la isla para solicitar su ayuda…

…La máxima empresa de llevar mujeres se la darían a algún Adelantado, seguramente a Don Luis de Arriaga, pero debido a la urgencia que se vivía, se conformaban con que en cada viaje, los Capitanes, se llevaran algunas pocas mujeres que ayudaran a calmar a los soldados que se habían vueltos rebeldes a la fe que con tanto ahínco, la iglesia quería inculcar entre los indios y estaban perdiendo la partida entre la milicia…

Fragmentos Pág. 104 “Los Conquistadores no iban solos”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s