Los Gitanos

“Si vives en el bosque, llévate bien con los lobos; si vives en el pueblo, llévate bien con los payos; donde quiera que vivas, llévate bien con los gitanos.” (Refrán gitano)

Algunos autores opinan que los gitanos provienen de Turquía, otros de Armenia, Bulgaria, Rumanía, Arabia, Tartaria y de Egipto, todo esto por los rastros de su lenguaje que han encontrado en estos paises, pero aunque probablemente estuvieron en todos esos lugares, aún no se ha comprobado de qué pais exactamente eran.

220px-Bohémiens_au_XIXeme_siecleCuando las primeras caravanas de gitanos llegaron a España, entraron en contacto con una cultura muy distinta a la suya, se enfrentaron con las lenguas románicas, el español, catalán y el gallego, pero también con el vasco. Las integraron pero siguieron hablando de una forma muy particular que solo ellos entendían.Durante de la primera colonización en el siglo XV y XVI los romaníes eligieron la región de Andalucía como su territorio principal que llegó a ser la verdadera cuna del gitanismo y del flamenco. En Andalucía es bastante corriente decir “es muy gitano” que se refiere al que es mentiroso o malvado.
Recua y gitanos en un bosque (detalle). Jan Brueghel el Mozo. Siglo XVI. Museo del Prado.
Los primeros grupos de los gitanos se establecieron en medio de los bosques, a las orillas de los ríos o en el interior de las montañas. Se dedicaron a la cría del ganado asnal, la confección de zuecos y bandejas, la fabricación de cestas y las manufacturas del hierro. Incluso, en Málaga existía una cofradía de los herreros gitanos. La fabricación del hierro se unió también con la producción de los instrumentos del cobre que  perteneció entre otros oficios tradicionales de los gitanos. Es cierto que en todo el siglo XV los gitanos fueron considerados como un pueblo extranjero, que llamó la atención por su aspecto extraño, sus costumbres, los trajes y las joyas brillantes, pero nadie se atrevió a perseguirles. En Santiago de Compostela, ciudad de los peregrinos, la gente se acostumbró a la presencia de los peregrinos de regiones más lejanas. Los mismos gitanos se consideraron como peregrinos que iban por el mundo purgando un pecado de apostasía y huyendo del turco.
Vincent_van_Gogh-_The_Caravans_-_Gypsy_Camp_near_Arles
Desde tiempos muy antiguos fueron errantes sin quedarse en un hogar por mucho tiempo y esto ocasionó que ya fuera real o no, si fue por un celo religioso o de unos intereses políticos, todo lo que en el principio fue una curiosidad se transformó en odio y después en las persecuciones. Las autoridades les designaron como los vagabundos y proclamaron que eran mucho más inútiles que los moriscos. Fueron acusados de ser hechiceros, ladrones o traidores. Se les inculpó por los delitos como robo de ganados, desaparición de niños, espionaje, traición y conspiración contra la patria, asesinato de viajeros, brujería, ejercicio de la magia negra o hacer mal de ojo. Muchos testigos manifestaron que los gitanos son ateos sin religión alguna, jamás entraron en las iglesias y entonces la gente creó que tenían el pacto con el demonio y que maldicen a Dios, a la Virgen y a los santos. Se les prohibió la cría de animales, la fabricación del hierro y las costumbres unidas con su vida. Los reyes dictaron leyes contra ellos y esto supuso su larga persecución.
FUENTE: El contacto entre el español y el caló por Bc. Kateřina Hlušičková

 


 Gitanos-pandereta

“… — Somos una gran familia como Usted verá Capitán, sin vicios de ninguna clase, nos cuidamos entre todos, tenemos matrimonios con hijos, hermanos, hermanas, sobrinos, primos, todos católicos, apostólicos y romanos — Lorenzo los miraba con desconfianza, todos sabían que los gitanos no eran de fiar, en su tierra decían que “Más listo que un gitano, mas adulador que un gitano,más astuto que un gitano, no te fíes ni de abrirles la puerta, ciérrate bien y guarda los pollos, que viene el gitano”. Y mientras le hacía reverencias al pasar cerca de ellos, Don Bernabé le señalaba a que se dedicaba cada uno; que si eran cuidadores, cobradores, corraleros, mozos, trapecistas, equilibristas, titiriteros, bufones, luego, las muchachas juntas y sonrientes les dieron la bienvenida. Lorenzo las vio de la cabeza a los pies, se notaba a leguas que eran cortesanas, pero aceptó que se quedarán y cuando estaban a punto de irse, el manejador los detuvo…”

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s