Capítulo 3

Envidiaba a todos los que llegaban y a todos los que se iban. Prefería evitarse la pena de admitir que la vida le pasaba y él no podía hacer nada, que él se quedaría el resto de su vida varado en esa isla.

Islas Canarias

 

 
Los Sabandeños

“La Cantata del Mencey Loco”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s