Capítulo 6

“Con seguridad nunca habían conocido una mujer como ella. Les parecía insistente, molesta y mimada, pero nada podían decirle, a fin de cuenta todos los gastos del barco los estaba pagando su padre…”

Barco al atardecer

 

 

 Luis de Narváez

“Paseábase el rey Moro”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s