Tenochtitlán

“Nada es para siempre en la tierra: Sólo un poco aquí”. Así lo dijo Nezahualcóyotl, el gran Tlatoani de Texcoco…

Tenochtitlan

Partieron en medio del ocaso, cabalgando en silencio por los grandiosos caminos que en un tiempo solo dirigían a la gran Tenochtitlán, caminos que alguna vez fueron testigos de interminables procesiones en las que resonaban melodiosas flautas y caracoles… caminos que retumbaban cuando sus imponentes ejércitos marchaban invencibles, luciendo los guerreros, hermosas plumas de quetzal. ¡Hay Tenochtitlán! Qué serán de tus luces multicolores, de los laberintos de tus islas, tus hermosas mujeres, tus chinampas y los infinitos pinos que resguardaban tu espléndido valle. “Nada es para siempre en la tierra: Sólo un poco aquí”. Así lo dijo Nezahualcóyotl, el gran Tlatoani de Texcoco… Sus palabras parecían hacer eco en esos caminos, dando paso al cambio entre el solitario galope del par de caballos que con prisa abandonaban la ciudad…

LOS CONQUISTADORES NO IBAN SOLOS – LIBRO I

Capítulo 39: “Orgullo azteca”, pag. 209.

Humor

Al reír Dios, nacieron los siete dioses que gobiernan el mundo…
Cuando la risa estalló, apareció la luz…
cuando volvió a reír por segunda vez, brotó el agua …
la séptima vez que rió apareció el alma .
( Reinach )

“La risa maliciosa era propia de la antigüedad, que por convención social en ocasiones se ocultaba, se reía para los adentros, y así se transformo en la sonrisa, así que puede decirse que la sonrisa es creación dela Edad Media, y surgió alrededor del S. XII. Respecto al humor, a lo cómico, la iglesia era precursora de casi todo el arte y evitó plasmar la risa o provocarla con obras pictóricas. Socialmente la risa era muy importante en cuanto a que era lo que escapaba a las traducciones directas, de tal manera que entender el humor de manera teórico-practica era una importante manera de comprender las estructuras sociales y los modelos de proceder.”

FUENTE: Humo del lector

Continue reading “Humor”